Home > Press Release > Yoho y Bondi: Nuestras vidas y nuestro trabajo valen

Yoho y Bondi: Nuestras vidas y nuestro trabajo valen

Campesinos y líderes religiosos de la Florida denuncia las acciones del Congresista Yoho y de la Fiscal General Pam Bondi como antiinmigrantes y vergonzosas
Gainesville, FL – El jueves 4 de diciembre, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley presentado por el Representante Ted Yoho (R- FL3) que prohibe al Presidente el diferir la deportación de inmigrantes indocumentados a través del programa de Acción Diferida para la Responsabilidad Parental (DAPA, por sus siglas en inglés). Como si eso no fuera suficiente, la noche del viernes la Fiscal General de Florida, Pam Bondi, anunció que nuestro estado se unía a una demanda en contra de la acción ejecutiva de Obama sobre la inmigración.
Ambas acciones son un movimiento simbólico y vergonzoso para atacar el programa de la administración que le daría un alivio temporal a casi 5 millones de padres indocumentados con hijos nacidos en Estados Unidos y que han estado en el país más de cinco años. El alivio implicaría que obtendrían un permiso de trabajo y, por tanto, una licencia de conducir, lo que reduce drásticamente sus posibilidades de ser detenidos y separados de sus hijos. Se estima que aproximadamente 253.000 de los más de 600.000 inmigrantes indocumentados en la Florida podrían beneficiarse.
El Congresista Ted Yoho representa amplias zonas agrícolas de Florida, y de hecho, es miembro del Comité de Agricultura del Congreso. La agricultura es una industria de $100 mil millones y emplea a cerca de un millón de residentes de la Florida. El Representante Yoho debe ser consciente de las necesidades de nuestra comunidad campesina inmigrantes que trabaja para los agricultores, así como del sufrimiento de los niños que son ciudadanos estadounidenses y cuyos padres no han tenido la oportunidad de regularizar su estado migratorio debido a que el Congreso de Estados Unidos ha fracasado en su intento de arreglar nuestro sistema de inmigración.
Tirso Moreno, de la Asociación Campesina de la Florida declaró: “Este es un acto hipócrita, considerando que muchos floridanos indocumentados son campesinos que trabajan de sol a sol en la industria que sustenta nuestra economía. Alimentamos no sólo a la Florida, sino también al país. Hacemos el trabajo más duro con el salario más bajo. Y para colmo de males, el Rep. Yoho quiere que además le temamos a las detenciones y deportaciones? El debe saber mejor, ya que nos hemos reunido con él en varias ocasiones pidiéndole al Congreso que apruebe una Reforma Migratoria. Sus acciones y la demanda de Bondi no son más que posturas políticas vergonzosas e hipócritas que no logran nada más que afectar nuestra economía y separar familias“.
Otras voces envían mensajes similares al Rep. Yoho y la Fiscal General de Florida, Pam Bondi.
Si están en desacuerdo con la acción de Obama, escriban una ley de inmigración que pueda pasar las dos cámaras“, dice Samuel B. Trickey, representante de la Iglesia Presbiteriana Westminster.
La política actual está rompiendo familias y separando a padres de sus hijos. ¿Dónde están los valores de la familia?,” dice Miriam Elliott, representante de la Iglesia Menonita Emmanuel Iglesia Menonita.
El congresista Yoho ha sido crítico con el proyecto de ley de Goodlatte mano sobre la mano de obra agrícola. Con su comprensión de las necesidades de los agricultores de la Florida, ¿por qué no genera un proyecto de ley que sea justo tanto para los productores como para la mano de obra campesina, principalmente inmigrante, que cosecha nuestros cultivos?“, dice Richard MacMaster de la Alianza Interreligiosa por la Justicia para Inmigrantes.
El presidente Obama actuó después de años de presión y más de 18 meses después de que el Congreso no aprobara una Reforma Migratoria, a pesar de haber tenido un amplio proyecto de ley que fue aprobada en el Senado en junio de 2013. Su acción ejecutiva tiene amplios precedentes en el historial de varios ex-presidentes, tanto demócratas como republicanos. Los niños más pobres de la Florida se beneficiarán de tener a sus padres, quienes ahora podrán trabajar y conducir sin temor a ser deportados. Las acciones del Congresista Yoho y la Fiscal General Pam Bondi no representan a la mayoría de los residentes de la Florida ni están en el mejor interés de una economía que se beneficia del trabajo de los inmigrantes.
# # #