Home > Press Release > TRABAJAR NO ES DELITO

TRABAJAR NO ES DELITO

La mal llamada “redada por fraude de seguros” no es más que una insensata y cruel redada de inmigración para detener a trabajadores que benefician a toda la Florida

Miami, FL – El miércoles, más de 100 trabajadores fueron arrestados después de que el Departamento de Seguros de la Florida allanara la planta empacadora frutas y vegetales Fruit Dynamics en Naples, FL.

La siguiente es una declaración hecha por María Rodríguez, directora ejecutiva de la Coalición de Inmigrantes de la Florida:

“La mal llamada ‘redada por fraude de seguros’ en la compañía empacadora de Naples no es más que una escandalosa y cruel redada de inmigración. Se está castigando a los trabajadores inmigrantes que hacen que nuestra industria agrícola prospere, dándoles cargos criminales y cárcel a expensas de los contribuyentes. No está claro si alguno de los arrestados alguna vez presentaron un reclamo de compensación laboral, y mucho menos si cometieron fraude como tal. De hecho, hoy exactamente hace 2 años sucedió una situación similar en Waste Pro USA en el condado de St. Lucie, donde se detuvo a más de una docena de trabajadores. Finalmente, los cargos por fraude al seguro fueron retirados.

“Lo que está claro es que los trabajadores arrestados en la redada del miércoles, algunos de ellos mujeres embarazadas, son parte de una mano de obra indocumentada que es la columna vertebral de las industrias más importantes de la Florida: la agricultura y el turismo. Los trabajadores inmigrantes que benefician a todos los residentes de la Florida están siendo cruelmente encarcelados por hacer uno de los trabajos más difíciles y peor pagados. Los trabajadores indocumentados de todo el país contribuyen $8.9 mil millones al año para el fondo de seguridad social que beneficia a todos los ciudadanos estadounidenses, pero del cual ellos nunca se beneficiarán. Llamarlos ‘ladrones’ es hipócrita y absurdo.

“No es ningún secreto que muchos trabajadores inmigrantes se ven obligados a utilizar números de seguridad social inválidos, a menudo con el conocimiento y a veces hasta la aprobación de sus empleadores, para poder sobrevivir y alimentar a sus familias. Los empleadores que conocen esta situación lo hacen para su propia supervivencia económica. ¿Qué podemos esperar cuando hay 11 millones de inmigrantes indocumentados a la espera de que algún día el gobierno y el Congreso reformen nuestro quebrantado y antiacuo sistema de inmigración para que ellos finalmente puedan vivir y trabajar sin miedo?

Esta redada, dirigida por el Departamento de Servicios Financieros de la Florida, demuestra que en lugar de cumplir su misión de proteger a todos los trabajadores de la Florida, nuestros funcionarios electos están haciendo exactamente lo contrario. El Director de Finanzas de la Florida, Jeff Atwater, celebró la redada, a pesar de que la investigación comenzó cuando sus oficiales siguieron el caso de un trabajo que fue al médico después de haberse lesionado en su trabajo. En lugar de investigar las condiciones de seguridad de la empresa, donde la mayoría de los trabajadores son mujeres, el Sr. Atwater optó por arrestar a los empleados que han trabajado en la planta empacadora por años.

“Pedimos al señor Atwater, un funcionario electo republicano, que retire los cargos y utilice los recursos de los contribuyentes de la Florida en responder a las amenazas reales a nuestro bienestar económico, y no a la persecución de los trabajadores más humildes de la Florida. Esta incursión socava gravemente la misión del departamento, la economía de la Florida, y en última instancia, la seguridad y el bienestar de todas las familias de la Florida.

También pedimos a ICE – Inmigración y Control de Aduanas – que no deporte a ningún trabajador detenido por esta redada. Proteger los derechos laborales, incluida la indemnización por accidentes en el lugar del trabajo, nunca debe conducir a la deportación”.