Home > Press Release > La matrícula estatal sigue viva si el Presidente del Senado hace lo correcto

La matrícula estatal sigue viva si el Presidente del Senado hace lo correcto

El Senado puede hacer un voto final sobre la matrícula estatal si el Presidente del Senado, Don Gaetz, permite que sea debatida en el pleno del Senado antes del 2 de mayo

Miami, FL – El día de ayer, los proyecto de ley para matrícula estatal se enfrentaron a lo que podría parecer como un obstáculo definitivo en la legislatura de la Florida, después de que el Senador Negrón y el Presidente del Senado, Don Gaetz, hicieran declaraciones en contra. Sin embargo, los jóvenes inmigrantes y diversos miembros de la Coalición de Inmigrantes de Florida entienden que un proyecto de ley no está muerto hasta que la sesión termine el 2 de mayo, y que todavía hay un número alto de posibilidades para que los legisladores puedan aprobar la tan necesaria equidad en la matrícula en la Florida.

La siguiente es una declaración de la Directora Ejecutiva de la Coalición de Inmigrantes de Florida, María Rodríguez, en nombre de sus 51 grupos de miembros:

“Durante los últimos 10 años hemos visto proyectos de ley para la matrícula estatal en nuestra legislatura y en algunos años incluso llegó a pasar pasó una de las Cámaras de la legislatura de la Florida, pero nunca llegó al escritorio del gobernador. Durante más de una década, los estudiantes y los profesores de la Florida han visto con frustración cómo la Florida se ha quedado atrás mientras cerca de 20 estados ya han aprobado leyes similares para promover el acceso a la educación para todos los jóvenes independientemente de su situación migratoria y, por tanto, promover el futuro de su fuerza laboral. Este año, el apoyo creció exponencialmente por parte de la mayoría de ambos partidos, en ambas cámaras, e incluso el apoyo tácito del gobernador Scott. Ha llegado la hora.

            Aunque el intento punitivo y retrógado del Senador Joe Negrón de bloquear el proyecto de ley SB1400 de ser escuchado en su Comité parece un contratiempo y probablemente será recordado por varios años, lo que es más preocupante es que el presidente del Senado, Don Gaetz, está rescindiendo de su intención de someterlo a votación en el pleno. El 21 de febrero, el Senador Gaetz declaró que “el tema será muy probable debatido en el Senado”. No podemos creer que el presidente del Senado pueda faltar a su palabra y darle la espalda a estos jóvenes. El Senador Gaetz ha expresado claramente que su voto será un no, pero también ha declarado que no bloquearía que se vote en el pleno del Senado.

            El proyecto de ley SB1400 para la matrícula estatal puede ser debatido y votado en cualquier momento en el Senado si el Presidente Gaetz permite que el proceso democrático continúe como debería. La SB 1400 ya ha sido aprobado en 3 de 4 comités, y sólo necesita ser aprobado en 1 comité para pasar al pleno. Como si eso no fuera suficiente, el Proyecto de Ley HB851 que fue aprobado por la Cámara de Representantes el 20 de marzo, sigue esperando una oportunidad de ser escuchado en el Senado. Las opciones abundan y todavía hay tiempo suficiente; todo lo que necesitamos es que el Senador Gaetz cumpla su palabra y permita un debate y un voto en el Senado. Es justo y correcto. 

            Ya sean indocumentados, naturalizados o nacidos en EE.UU., las familias de origen inmigrante, los latinos, los jóvenes, los defensores de la educación y otros miembros de la comunidad, no vamos a parar hasta que este proyecto de ley sea escuchado en el Senado. Estos jóvenes han tenido que luchar contra la pobreza, el racismo y la exclusión para tener éxito en este país. No van a cruzarse de brazos permitiendo que una sola voz siga paralizando sus sueños.

            Los votantes estadounidenses a través del país están cansados ​​con el obstruccionismo contra leyes de sentido común, empezando por el Congreso de los EE.UU. No sigamos deteniendo el progreso de nuestro estado negando un voto democrático y obstruyendo los sueños de los jóvenes de la Florida. 

           Más de 175,000 estudiantes de la Florida podrían beneficiarse potencialmente de la matrícula estatal, lo que algunos predicen podría aumentar significativamente la asistencia a la universidad de los estudiantes más vulnerables y excluidos. Esto sería un boom no sólo para ellos, sino para la fuerza empresarial que ayuda a aumentar la ventaja competitiva de la Florida”.