Home > Press Release > En medio de la crisis humanitaria, Obama debe proteger a los niños y mantener unidas a las familias

En medio de la crisis humanitaria, Obama debe proteger a los niños y mantener unidas a las familias

poster_obama_deportations_1-webEl Presidente Obama anuncia que usará su autoridad administrativa al finalizar el verano para resolver la crisis de inmigración, mientras pide mas recursos para militarizar la frontera
Miami, FL – Hoy, el presidente Barack Obama se dirigió a la nación desde la Casa Blanca para hablar sobre nuestro quebrantado sistema de inmigración. Con la llegada del receso por el Día de la Independencia, el Congreso ha cerrado las puertas a toda posibilidad de una reforma migratoria integral este año, y el propio Presidente ha confirmado que la paralización en el Congreso impedirá que algún cambio legislativo suceda.
A continuación se encuentra la respuesta emitida por parte de Isabel Vinent, Sub-Directora de la Coalición de Inmigrantes de la Florida:  
“El presidente Obama entiende que permitir que nuestro sistema de inmigración siga como está actualmente, llevará a millones de personas y al futuro de este país hacia una crisis humanitaria. Un número récord de inmigrantes continúa siendo deportados a diario, y la falta de vías legales para que las personas ingresen al país de manera segura y bajo inspección ha dejado a cientos de miles de familias, especialmente a niños, atrapados en centros de detención y procesamiento a lo largo de la frontera que están peligrosamente excediendo su capacidad. Alrededor de 60.000 niños refugiados se enfrentan a las peores condiciones mientras buscan refugio y protección frente a la violencia desenfrenada y el abuso en Centroamérica. Esta violencia tiene sus raíces en décadas de inestabilidad política en la región que ha sido previamente instigada por los intereses corporativos de Estados Unidos, así como por el tráfico de drogas a través de estos países para llegar al mercado y los consumidores estadounidenses.
Nuestras familias y comunidades nunca olvidarán que el liderazgo republicano de la Cámara nos dio la espalda e ignoró a una gran mayoría de estadounidenses que están de acuerdo en que tenemos que arreglar nuestro sistema de inmigración. Pero ya no vamos a permitir nuevamente que los políticos jueguen con nuestras vidas y las de nuestros niños, y por eso esperamos que el Presidente ejerza su poder ejecutivo inmediatamente para poner fin a esta crisis.
Hoy en día, el Presidente declaró que ampliará la autoridad administrativa en asuntos de inmigración, con o sin el Congreso, a partir de este otoño. Sin embargo, también ha solicitado $ 2 mil millones del Congreso para acelerar las deportaciones y aumentar la detención de las familias.
Señor Presidente, nuestra nación depende de usted para defender los valores de libertad y oportunidad sobre los que este país fue construido. Su poder ejecutivo debe ser usado para mantener a nuestras familias y hacer frente a la crisis humanitaria en la frontera protegiendo la seguridad y el bienestar de los niños refugiados. Las deportaciones y la militarización de la frontera nunca resolverán el problema. Aunque el Congreso le ha fallado a nuestras comunidades al negarnos la oportunidad de una solución legislativa y permanente, usted puede y debe demostrar un liderazgo moral por el bien de nuestras familias y de nuestro país”.