Home > Uncategorized > GOBERNADOR SCOTT, LAS FAMILIAS INMIGRANTES DE LA FLORIDA TAMBIÉN QUIEREN PERSEGUIR SUS SUEÑOS

GOBERNADOR SCOTT, LAS FAMILIAS INMIGRANTES DE LA FLORIDA TAMBIÉN QUIEREN PERSEGUIR SUS SUEÑOS

Licencias de conducir y KidCare son prioridad para las familias inmigrantes de la Florida durante esta sesión legislativa
Gov Scott, State of the State Address, 2015Hoy, martes 3 de marzo, la Legislatura de la Florida dio inicio a su sesión de 60 días para el 2015. El gobernador Rick Scott hizo su discurso sobre el “estado del estado” centrándose en la idea de que la Florida es el estado donde todos deberían tener la oportunidad de perseguir sus sueños.
En su discurso , el gobernador Scott contó la historia de Gladys Rubio, una inmigrante cubana que llegó a Florida en busca de una vida mejor y ahora es una meteorólogo exitosa. Al igual que Gladys, miles de inmigrantes han llegado a la Florida persiguiendo sus sueños y dispuestos a trabajar duro para hacerlos realidad si se les da una oportunidad.
Por ese motivo, exhortamos a la legislatura de la Florida para que apruebe una ley que permita que todos los potenciales conductores puedan solicitar una licencia de conducir, independientemente de su condición migratoria, y una ley para que todos los niños que son residentes permanentes legales puedan tener acceso a la salud a través del programa KidCare sin tener que esperar 5 años sin seguro y sin protección.
¿Qué hubiera pasado si Gladys Rubio no hubiera tenido la oportunidad de trabajar legalmente y de solicitar una licencia de conducir? ¿O si sus hijos no hubieran tenidos acceso a atención médica de calidad? Por desgracia, esa es la realidad de 730,000 floridanos indocumentados quienes actualmente no pueden solicitar una licencia de conducir debido a su estatus migratorio, y la realidad de más de 20.000 niños con estatus legal en la Florida que tienen que esperar 5 años antes de ser cubiertos por el programa KidCare.
Florida's Attorney General, Pam Bondi Instamos a la administración del gobernador Scott que apoye estas medidas, en lugar de darle la espalda a las familias inmigrantes como lo hizo su propia Fiscal General Pam Bondi cuando sumó a la Florida a una demanda en contra de DAPA y DACA. Estos dos programas podrían detener la deportación de 253 mil floridanos y otorgarles permisos de trabajo temporales. Con esta demanda, Bondi está rompiendo la promesa de Scott de “mantener a la Florida trabajando” (Keep Florida Working) al negar permisos de trabajo para los trabajadores que sostienen nuestros sectores económicos mas importantes como lo son la agricultura y el turismo. Se estima que más de la mitad de los campesinos de la Florida son indocumentados.
Si nuestra legislatura y Scott necesitan argumentos más convincentes, los números son indiscutibles. Si la Florida se convierte en el estado número 12 en permitir que todos los conductores potenciales soliciten licencias de conducir, podría aumentar sus ingresos en $8.76 millones al año (estimando que solo la mitad de la población indocumentada solicite una licencia). Nuestro estado también podrá recibir $49 millones de dólares de fondos federales para cubrir Kidcare. Por último, la Florida podría aumentar sus ingresos fiscales con $102 millones dólares en 5 años si DAPA y DACA se implementan.

Comments are closed.